¿El FIN de E3?

Alex Alex 20 June 2020
¿El FIN de E3?

Quizá hayan escuchado que la edición de este año de la Electronic Entertainment Expo, mejor conocida como E3, fue cancelada debido a la pandemia de COVID. Eso no es una sorpresa, debido a todos los eventos grandes alrededor del mundo a los que les ha pasado lo mismo. Pero, cuando el mundo supere esta crisis, el futuro de la E3 quizá siga estando en duda por razones que no tienen nada que ver con una pandemia. ¿Por qué?

Es decir, la E3 ha sido muy importante durante mucho tiempo. La exposición se remonta a 1995, cuando la industria de los videojuegos decidió que estaba cansada de no ser tomada en cuenta en los eventos tecnológicos, y finalmente dijo "¡Púdranse! Haremos nuestro propio evento, con juegos de azar y mujerzuelas". La última parte es broma.

Pero cuando los desarrolladores de videojuegos tomaron esta decisión, E3 rápidamente se volvió un evento importante para toda la industria. Se volvió una tradición que las consolas más importantes y los juegos más esperados se develaran en ese evento. Los jugadores de todo el mundo sintieron celos, durante años, de los miembros de la industria que podían asistir, hasta que finalmente se abrió al público general en 2017.

Así que, ahora que la cultura de videojuegos es más grande que nunca en la historia, con la popularidad de los E-sports y un smartphone que sirve como una consola de videojuegos en los bolsillos de todos, ¿por qué una exposición sobre videojuegos tendría problemas? Por una razón, que tiene mucho que ver con la distribución digital y las redes sociales.

¿Recuerdan cuando eran niños y los videojuegos eran sinónimo de recibir una consola o una caja envuelta en plástico de un juego que esperaban con ansias en la mañana de navidad? Obviamente, las consolas y las copias físicas siguen existiendo, pero las compañías pueden lanzar juegos y actualizaciones de manera más rápida. Piensen en Apex Legends, que se ha vuelto muy popular, y que fue anunciado de manera sorpresa en vez de en un evento oficial. Además, el crecimiento de las redes sociales implica que los desarrolladores ahora pueden darles la información de los siguientes títulos y consolas a los consumidores en sus propios tiempos, en vez de esperar a un evento de la industria. Nintendo, Sony y Microsoft ahora tienen sus propios eventos virtuales enfocados en sus propios productos.

De hecho, Sony no se molestó en asistir a la edición 2019 de E3 simplemente porque no lo creyeron necesario. No sería una sorpresa si otras compañías importantes en la industria de los videojuegos siguieran sus pasos. ¿Cuál es el punto de anunciar una consola conocida en un evento con espacio limitado, mientras tratan de competir con muchos otros vendedores por atención?

Microsoft ya ha reflejado esta tendencia, al anunciar el Xbox Series X en línea en vez de en un evento físico. Además de eso, E3 se está enfrentando a competencia cada vez más dura de otros eventos como Gamescom, Pax o LTX... que se enfocan más en los jugadores y consumidores que en los miembros de la industria, lo que los hace más atractivos para los desarrolladores que quieren causar un impacto en los fans. Uno de los participantes de E3 ha contribuido a su decaída. Geoff Keighley, difusor de los livestreams de E3 en una sección del evento, anunció que no estaría en él antes de que lo cancelaran. Keighley anunció que crearía su propio festival Summer Game, que sería otro competidor para E3. La respuesta de E3 ha sido tratar de volver el show más interactivo y menos enfocado solamente en la parte comercial de la industria. Pero aún no está claro si eso será suficiente en la edición de 2021. Yo me pregunta cuánta interactividad puede haber realmente si todos tenemos que pararnos a seis pies de distancia.

Comentarios (0)

    Aún no hay comentarios

Debe iniciar sesión para comentar