El GRAN problema con el software Anti-Cheat en juegos

Alex Alex 20 June
El GRAN problema con el software Anti-Cheat en juegos

Competir contra otros jugadores en línea es un aspecto más importante de los videojuegos hoy en día de lo que ha sido jamás. No es ninguna sorpresa entonces que el juego limpio en línea sea tomado más y más en serio, tanto por los jugadores, que consideran que hacer trampa es un enorme obstáculo para su experiencia, como por los desarrolladores, que impulsan software anti-trucos para fomentar jugadores honestos. Y claro, para evitar que los jugadores abandonen un juego porque les frustra cuántos tramposos hay en los servidores.

Pero estos mecanismos anti-trucos han presentado sus propios problemas. Y notablemente, la solución implementada por Riot Games para Valorant, su exitoso juegos de disparos, ha molestado a muchos en la comunidad.

¿Como es que una cosa en apariencia buena, como el software anti-trucos, puede ser tan polémica? ¿Y qué hizo a Valorant el blanco de la ira, específicamente? La respuesta a esta pregunta tiene que ver con cómo funciona el software anti-trucos.

Muchas soluciones en esencia funcionan como "drivers", y en caso que no sepas qué son, se trata de programas informáticos que permiten a tu dispositivo de hardware hablar con el sistema operativo. Pero espera, no estamos hablando de hardware. Estamos hablando de un videojuego. Entonces, ¿por qué un software anti-trucos necesita tomar la forma de un driver? Los desarrolladores lo hacen porque los drivers a menudo operan en modo de núcleo. El GRAN problema con el software Anti-Cheat en juegosEl núcleo es la parte central de su sistema operativo que interactúa más de cerca con tu hardware, y como tales programas se ejecutan al nivel de tu núcleo, tienen privilegios especiales y pueden acceder a partes de tu computadora a las que otras aplicaciones no pueden.El GRAN problema con el software Anti-Cheat en juegos Es común para quienes escriben trucos para videojuegos también implementarlos en el nivel del núcleo para eludir restricciones. Por eso la respuesta de los desarrolladores de software necesita estar en ese mismo nivel para que sean efectivos. Y efectivamente, muchas aplicaciones anti-trucos a lo largo de los años han tomado la forma drivers al nivel del núcleo, incluyendo Easy Anti-cheat y Battle Eye, que son usados por Fortnight y Pub-G, respectivamente.

Pero en tanto que la lógica de ejecutar software anti-trucos al nivel del núcleo puede tener sentido, todavía presenta problemas especiales. Uno de ellos tiene que ver con la estabilidad del sistema, pues darle a cualquier tipo de software tanto privilegio sobre tu sistema completo puede producir errores o colapsos si no está bien codificado. Es como poner a un conductor de camiones con una licencia de aprendiz detrás del volante de un McLaren. Sin mencionar que los drivers de modo de núcleo mal codificados pueden volver tu computadora muy vulnerable al malware que apunta a las partes clave de tu sistema operativo.

Pero mientras algunas de las principales soluciones anti-trucos, que funcionan en un nivel de núcleo han sido debidamente diseñadas y no les han causado problemas importantes a los usuarios, otras han sido noticia por las razones equivocadas. Como cuando un servicio eminente anti-trucos, el cliente ESEA, fue explotado por un desarrollador en 2013 para convertir las PC de los jugadores en cripto-mineros. Y la aplicación de Valorant, llamada Vanguard, ha generado más preocupaciones.

Una es que siempre se está ejecutando. Contrario a otros software anti-trucos conocidos que sólo se ejecutan cuando arrancas tu juego, Vanguard, vaya, se inicia al momento del arranque. Y Riot Games originalmente ni siquiera ofrecía una forma de apagarlo. La última versión te permite apagarlo, pero si quieres jugar Valorant, tienes que reiniciar tu PC para ejecutar Vanguard otra vez. Muy engorroso.

Y en tanto que Vanguard no es la única solución anti-trucos que se ejecuta al iniciar, se le ha criticado por ser especialmente invasivo, ya que el driver está creado para bloquear programas que considere sospechosos, aunque ha afectado aplicaciones en las que los jugadores generalmente confían, como software de control de temperatura del CPU. Vanguard también tiene problemas, al no avisarle debidamente a los jugadores cuando un programa legítimo ha sido bloqueado, bloquear hardware como teclados, y hasta provocar pantallas azules.

¿Recuerda lo que dijimos acerca de que el software de modo de núcleo vuelve tu sistema inestable? Y encima de todo eso, también está el alegato de que colocar el software anti-trucos al nivel del núcleo incitará a los creadores de trampas a operar a ese nivel más a menudo también, con todos los problemas de seguridad y estabilidad que eso plantea.

Claro, eso no es exclusivo de Vanguard. De hecho, el software anti-trucos de Doom Eternal, Denuvo, recientemente fue retirado debido a temores derivados del hecho que también opera al nivel del núcleo. Pero títulos destacados como Valorant suelen marcar las tendencias de la industria, para bien o para mal. 

Comentarios (0)

    Aún no hay comentarios

Debe iniciar sesión para comentar

Iniciar sesión / Registrarse