¿Recuerdas las marcas de TV estadounidenses? ¿¿Que les pasó a ellos?

Alex Alex 20 June 2020
¿Recuerdas las marcas de TV estadounidenses? ¿¿Que les pasó a ellos?

Sin importar quiénes sean, atleta estrella, conductor carismático de noticias o dictador del bloque oriental, aferrarse al poder es una tarea difícil. Y quizá pocas personas se dieron cuenta de esto que las detrás de las marcas icónicas de TV del ayer.

Hay una buena probabilidad de que recuerde los tiempos cuando marcas icónicas como Zenith se encontraban en cada habitación de hotel y los anaqueles de las tiendas estaban llenas de TV RCA.

Pero desaparecieron en estos días. ¿Entonces qué sucedió? Muchas marcas importantes que estábamos acostumbrados a ver aquí en América del Norte eran domésticas y no es un secreto que mucha manufactura abandonó los Estados Unidos y ahora se encuentra en China. Pueden aprender sobre el surgimiento de la electrónica china en este video, pero no cuenta la historia completa de lo que pasó específicamente con estos viejos fabricantes de TV. En gran medida, la industria del televisor en los EE.UU. fue arquitecta de su propia caída.

Aunque los fabricantes importantes de TV estadounidenses eran alguna vez marcas globales, no podían vender en todos los mercados importantes, y uno muy importante, Japón, tenía serios obstáculos legales para que fuera difícil para las compañías extranjeras vender productos allá. Entonces, concedieron licencias de su tecnología a las compañías japonesas de electrónica con la esperanza de ganar dinero por regalías. En vez de eso, las compañías japonesas tomaron la tecnología y la mejoraron. Y poco tiempo después, los televisores japoneses entraron al mercado de los EE.UU. y empezaron a arrasar con las marcas estadounidenses. En los EE.UU., la industria de TV se le veía madura y la actitud entre la gente a cargo era, "Oye, tenemos lo que es bueno para todos, "entonces concentrémonos en la mercadotecnia y en la eficiencia en costos". Mucho dinero.

Pero obviamente, ya no estábamos viendo los enormes TV de tubos en muebles de madera. Las marcas japonesas creían que una mejor estrategia era la de seguir innovando, ¡imagínense! Y como era de esperarse, introdujeron modelos de una mayor calidad y de menor peso gracias a su uso de transistores en vez de bulbos. De hecho, entre 1970 y 1976, las marcas japonesas como Sony y Panasonic triplicaron su penetración en el mercado en los EE.UU. ¡al capturar la mitad de él!

Sin embargo, la respuesta de Zenith no fue la de invertir más en el desarrollo para mejorar sus productos, sino que llevaron las compañías japonesas al tribunal por supuestas violaciones antimonopolio. ¡Esa es una manera de hacerlo! Ahora, esto cuesta mucho dinero y el litigio tardó más de una década, pero Zenith finalmente perdió de todos modos. Para empeorar las cosas, las compañías de los EE.UU. no vieron el potencial de tecnologías emergentes relacionadas con la TV.

Por ejemplo, Sony empezó a trabajar en una videograbadora de bajo costo en 1956, mucho antes de que supieran que habría demanda por ella. En ese tiempo, las compañías electrónicas estadounidenses tomaban típicamente un enfoque más conservador al tratar de asegurarse, a través de estudios de mercado, que habría un mercado para algo antes de que lo produjeran, lo que terminó perjudicándolas, pues los fabricantes extranjeros estaban efectivamente creando nuevos mercados y las videograbadoras se volvieron mucho más populares que la tecnología basada en discos en la que trabajaban las compañías estadounidenses.

Ahora, esto puso más presión financiera a las compañías estadounidenses que no tenían tantos segmentos de productos para competir, y empezaron a caer las fichas de dominó. Zenith fue adquirida por LG, de Corea, en 1995 y ya no hace televisores, RCA ahora sólo existe como nombre de marca propiedad de una compañía de aquí en Canadá, y Magnavox ahora es una marca chica propiedad de una compañía japonesa. Un par de empresarios de Tennessee la compraron pero fue a la bancarrota en 2004 después de que China fue admitida a la OMC unos años antes, y empezó a exportar televisores en masa a los Estados Unidos.

Entonces, la moraleja de la historia es que muchas de estas marcas que veíamos todo el tiempo desaparecieron en gran parte porque muchas de ellas sólo se quedaron sin hacer nada. ¡Los buenos tiempos simplemente no duran si no hacen algo para innovar.

Comentarios (0)

    Aún no hay comentarios

Debe iniciar sesión para comentar